¿Hormonas femeninas y la salud dental?

La sorprendente correlación entre las hormonas femeninas y la salud dental.

Las hormonas actúan como poderosos “mensajeros químicos” del cuerpo regulando todo, desde el crecimiento y el desarrollo, hasta el estado de ánimo, la reproducción y el metabolismo.

Las hormonas afectan a hombres y mujeres de diferentes maneras, muchas de las cuales, sin duda, usted está familiarizado con ellas. Pero cuando se trata de hormonas femeninas, hay una correlación entre la salud dental que podría sorprenderle.

El estrógeno y la progesterona causan un aumento en el flujo sanguíneo en las encías, lo que puede conducir a una inflamación que deja a las mujeres más susceptibles a problemas de salud oral como la enfermedad periodontal.

Por ejemplo, la alteración hormonal que ocurre durante la menstruación inflama las encías y abre la puerta para que la placa bacteriana cause más daño de lo normal. Esto puede causar inflamación y sangrado de las encías.

La enfermedad periodontal es una afección que puede provocar una recesión del tejido gingival que sostiene los dientes, lo que finalmente conduce a la movilidad dentaria y a la posible generación de caries.

Los estudios han vinculado la enfermedad gingival con una mayor susceptibilidad en pacientes con enfermedades sistémicas como antecedentes cardio vasculares, diabetes y osteoporosis.

çLa buena noticia es que la enfermedad periodontal es reversible si se diagnostica de manera temprana.

La menstruación no es el único momento durante el cual las mujeres experimentan un momento de desequilibrio hormonal que puede llevar a la inflamación de las encías.

Las niñas en la pubertad experimentarán situaciones similares de inflamación de las encías y una mayor frecuencia de aparición de aftas.

Es importante prestar mucha atención a la salud bucal durante este período realizando revisiones periódicas.

Las píldoras anticonceptivas ya no tienen un nivel lo suficientemente alto de estrógeno y progesterona como para causar inflamación, pero se han relacionado con procesos inflamatorios.

El embarazo representa otro escenario en el que las hormonas de la mujer se disparan, afectando enormemente la salud bucal y de las encías por eso es necesario aumentar el cepillado.

Las inflamaciones gingivales son tan comunes durante el embarazo que incluso existe un término para ello: gingivitis del embarazo.

La menopausia se se desarrolla con situaciones adicionales de salud oral que incluyen una mayor sensibilidad dental, sequedad bucal, aumento de la osteoporosis y una consecuente y progresiva pérdida ósea.

Los cambios hormonales asociados con la menopausia pueden inhibir el flujo natural de saliva, con mayor probabilidad de tener la boca seca, lo que a su vez las hace susceptibles a mal aliento, caries y enfermedades de las encías.

La saliva desempeña un papel fundamental en la protección de la boca, la higiene normal y el mantenimiento del equilibrio del ecosistema bacteriano y su disminución puede ser compensada con sistemas de saliva artificial

La mujer se encuentra ante situaciones de descompensación de la salud dental a lo largo de sus vidas ligados directamente a sus hormonas. Identificar estos períodos considerados de “riesgo” es esencial para protegerse contra problemas dentales como la enfermedad periodontal, caries y la movilidad o pérdida dentaria.

Se recomienda prestar especial atención a la salud dental durante estos períodos específicos, además de mantener chequeos regulares y hablar abiertamente sobre cualquier problema de salud dental.

Categorías blog

1 comentario en “¿Hormonas femeninas y la salud dental?”

Deja un comentario

1
Hola
en que podemos ayudarle?
Powered by
Share This